¿Parecidos? Pero tan distintos como perro y gato.

Ese es el tema con los estudios de Pilates, ¿Qué hay que tener en cuenta al elegirlo?


En primer lugar la capacidad del docente, su formación, el tiempo que hace que trabaja en el tema, el aval técnico que tenga. En segundo lugar, y no menos importante es el equipamiento del estudio y el nivel de las instalaciones, que deben ser luminosas, confortables y acogedoras. Y en tercer lugar, y tan importante como las otras dos, las referencias de la gente que concurre al mismo.


Y lo fundamental, quien les imparta la clase tiene que estar enamorado del método, no hay caso, como en todas las cosas de la vida si no hay amor en lo que se hace no hay crecimiento para ninguna de las dos partes.

En mi estudio quien te dicta las clases siempre soy yo , y eso me permite conocer al 100% a todos mis alumnos y sus particularidades. Cuando entrás a clase ya puedo darme cuenta de cómo venís porque te conozco desde el primer día y no tengo que ir corriendo a consultar tu ficha personal para ver qué hacer contigo. La ventaja adicional de esto es que si un día tenés que cambiar de horario y venís en otro turno, cambiarán tus compañeros de clase pero quien te imparte la clase soy yo.

Tengo el honor de haberme certificado hace unos años en Fletcher Pilates y eso ha sido un antes y un después en la calidad de mi trabajo. Ron Fletcher fue un alumno directo de Clara y Joseph Pilates y si bien absorbió de ellos los conocimientos fundamentales de la Técnica, supo darle sistematicidad y sentido práctico a las enseñanzas del gran maestro. Y es así que tanto para el instructor como para el alumno la práctica de pilates con el enfoque de Fletcher permite obtener los mejores resultados en lo que concierne a la postura , el balance muscular, la alineación y la reeducación respiratoria todas cosas que van de la mano.

Más personalizado imposible.
Q.F. Arlette Rivero

Instructor Certificado Fletcher Pilates USA

EL DOCTOR ME RECOMENDÓ QUE HICIERA PILATES…

Y esta es la frase con la que muchos de Uds llegan a mi estudio. Una especie de
sentencia que lo que te está diciendo entrelineas es que ya no estás para hacer
deportes de exigencia física, aeróbicos, running, fútbol, etc, o sea en pocas palabras, te atacó el viejazo...


Nada más lejos de la realidad. Hay un preconcepto erróneo de que Pilates
es una gimnasia cuasi pasiva, de gente mayor o muy impedida físicamente.


Pilates es un método de entrenamiento cuyo creador –Joseph Pilates- lo
ideo para todo el mundo. Cuando vivía en Alemania lo utilizó para entrenar
las tropas del Kayser y cuando se instaló en Estados Unidos lo aplicó con
un éxito rotundo en bailarines de ballet y lo extendió al público en general.


Lo cierto es que cuando el médico te recomendó hacer Pilates, lo que
estaba pensando es que te entrenaras con inteligencia. Y qué significa eso? Ni
más ni menos que aplicando tu mente al ejercicio para trabajar tu cuerpo
eficiente y controladamente, aprendiendo a imprimir el movimiento sobre el
de la propia respiración, mejorando la postura, la alineación , la elongación y la flexibilidad.


En suma estaba pensando en mejorar tu bienestar que es justamente el
objetivo de esta Técnica.


El otro tema latente es que te conviene más, si hacer Pilates Mat (en piso) o Pilates Estudio (con aparatos). El sentido común te dice que si vas a empezar con esta técnica lo hagas en el estudio y no en piso, esto es así porque en el estudio se trabaja con un máximo de seis personas, lo que lo hace casi personalizado. El Pilates piso es excelente, pero las modalidades que se trabajan en los gimnasios implican que el grupo puede tener 20 o 30 personas y ahí las posibilidades que tiene el instructor de controlarte son escasas.


Y este punto es crucial para que tu experiencia con pilates sea exitosa. Es fundamental que el instructor te conozca y sepa cuando puede desafiarte con un ejercicio más exigente o cuando debe dirigir el trabajo hacia la ganancia de movilidad articular.

Por eso es fundamental que el instructor tenga ese ojo clínico y percepción tan necesarias para que diseñe para ti la clase que necesitas. Y este es el gol de este método. Es posible que compartas la clase con otras personas, pero no necesariamente estarán todos haciendo el mismo ejercicio, sino que estarán recibiendo la clase que mejor se adecue a su condición física, dolencia o requerimientos. Éste es el trabajo que los buenos  instructores de Pilates tenemos clase a clase todos los días.


Por eso el slogan “Por tu salud , el Pilates en buenas manos” tiene tanta vigencia. Por tu salud Pilates es lo mejor porque te trabaja todo, desde el adentro hacia el afuera haciendo que te sientas cada día mejor. Y por tu salud también es necesario que caigas en buenas manos, con el instructor que sabe leer tu cuerpo, que capta en el aire desde que entrás al estudio cómo venis ese día, que se capacita permanentemente para que sus clases no sean siempre lo mismo sino efectivas y entretenidas.


No te prives de la experiencia y recordá que hasta los atletas más competitivos ya sean tenistas, corredores o futbolistas entrenan en pilates porque les mejora y mucho su performance… así que eso del viejazo es puro cuento, Pilates es para que todos 
estemos mejor.

Q.F. Arlette Rivero

Instructor Certificado Fletcher Pilates USA

NUESTROS  SERVICIOS

POSTURA

TONIFICACIÓN

ENTRENAMIENTO

CONTRACTURAS

ESTIRAMIENTO

CROSSTRAINING