EL DOCTOR ME RECOMENDÓ QUE HICIERA PILATES…

Y esta es la frase con la que muchos de Uds llegan a mi estudio. Una especie de sentencia que lo que está diciendo entre líneas es que ya no estás para hacer deportes de exigencia física, aeróbicos, correr, fútbol, ​​etc., o sea en pocas palabras, te atacó el viejazo ...

Nada más lejos de la realidad. Hay un preconcepto erróneo de que Pilates es una gimnasia cuasi pasiva, de gente mayor o muy impedida físicamente.

Pilates es un método de entrenamiento cuyo creador –Joseph Pilates- lo ideo para todo el mundo. Cuando vivía en Alemania, lo que hacía para entrenar las tropas del Kayser y cuando se instalaba en Estados Unidos, lo que aplicaba con un éxito rotundo en bailarines de ballet y lo extendía al público en general.

Lo cierto es que cuando el médico te recomendó hacer Pilates, lo que estaba pensando es que te entrenaras con inteligencia. ¿Y qué significa eso? Ni más ni menos que aplicando tu mente al ejercicio para trabajar tu cuerpo eficiente y controlado, aprendiendo a imprimir el movimiento sobre la respiración propia, mejorando la posición, la alineación, la elongación y la flexibilidad.

En suma estaba pensando en mejorar tu bienestar que es justamente el objetivo de esta Técnica .

El otro tema latente es que te conviene más, si hacer Pilates Mat (en piso) o Pilates Estudio (con aparatos). El sentido común te dice que si vas a empezar con esta técnica lo hagas en el estudio y no en piso, esto es así porque en el estudio se trabaja con un máximo de seis personas, lo que lo hace casi personalizado. El Pilates piso es excelente, pero las modalidades que se implementan en los gimnasios implican que el grupo puede tener 20 o 30 personas y ahí las posibilidades que tiene el instructor de control de soncasas.

Y este punto es crucial para tu experiencia con pilates sea exitosa. Es fundamental que el instructor te conozca y sepa cuando puede desafiar con un ejercicio más exigente o cuando debe dirigir el trabajo hacia la ganancia de movilidad articular.
Por eso es fundamental que el instructor tenga ese ojo clínico y percepción tan necesario para que diseñe para ti la clase que necesitas. Y este es el gol de este método. Es posible que comparta la clase con otras personas, pero no tengamos problemas todos haciendo el mismo ejercicio, sino que tengamos la clase que mejor se adapte a su condición física, dolencia o requerimientos. Este es el trabajo que los buenos instructores de Pilates tenemos clase a clase todos los días.

Por eso el eslogan "Por tu salud, el Pilates en buenas manos" tiene tanta vigencia. Por tu salud Pilates es lo mejor porque trabaja todo, desde el interior hacia el exterior haciendo que te sientas cada día mejor. Y por tu salud también es necesario que caigas en buenas manos, con el instructor que sabe leer tu cuerpo, que capta en el aire desde que entrás al estudio cómo venis ese día, que se capacita permanentemente para que sus clases no sean siempre lo mismo sino efectivas y entretenidas.

No te prives de la experiencia y grabar que hasta los atletas más competitivos ya sean tenistas, corredores o futbolistas entrenan en pilates porque les mejora y mucho su rendimiento ... así que eso del viejozo es puro cuento, Pilates es para que todos estemos mejor.

0 0
Feed

Dejar un comentario